Las proteínas y todo lo que necesitas saber sobre ellas

proteínas

Muy probablemente has oído hablar sobre lo importante que son las proteinas para nuestra salud. Pero ¿has pensado sobre cuál es específicamente su objetivo en nuestro organismo y cuál es la manera ideal de consumirlas?

Las proteínas se encuentran formadas en su mayoría por los reconocidos aminoácidos. Algunos de estos aminoácidos son generados de manera natural por el organismo, pero existen otros que no o simplemente son producidos en cantidades muy pequeñas. Estos últimos que han sido tomados por ejemplo tienen que ser consumidos a través de dietas o suplementos, razón por la cual existen las proteínas esenciales y las especiales.

 ¿Qué funcionalidad tienen las proteínas?

 Las proteínas son definidas como macronutrientes de vital importancia para el cuerpo y su consumo no debe faltar por ningún motivo en nuestras dietas gracias a sus múltiples beneficios. Esto debido a que los aminoácidos se encuentran compuestos por elementos que el organismo aprovecha de mejor manera para realizar las actividades diarias sin exigir demasiado cansancio y ofreciendo más energía. Además de que los órganos, tejidos e incluso los neurotransmisores están estructurados a partir de proteínas, destacando así lo esenciales que son para el funcionamiento de todo el cuerpo.

¿De qué manera es posible obtener las proteínas?

Aquellos alimentos que presentan un origen animal son los que mayor cantidad de proteínas presentan, como por ejemplo los huevos, la leche, las carnes y los pescados. Sin embargo, también es posible encontrarlas en alimentos de origen vegetal como las legumbres, la soja y algunos cereales. Aunque en este último caso, la cantidad de proteínas presentes es mucho menor y no presentan todos los aminoácidos esenciales, por lo que resulta necesario mezclar ambos alimentos para obtener los mayores beneficios.

¿Qué personas deberían consumir proteínas?

Desde un principio es válido aclarar que las proteínas son fundamentales para el consumo en cualquier edad. Lo mínimo recomendado para consumir son entre 40 y 60 gramos por día. Esta es una proporción que puede variar dependiendo de la actividad física, la edad y demás condiciones, claro está.

¿En qué momento resulta necesario el consumo de suplementos proteicos?

En términos generales, basta con consumir las proteínas que una dieta balanceada nos ofrece. No obstante, ciertas condiciones necesitan de que el organismo obtenga una mayor cantidad de proteínas, o que se tenga que recurrir al consumo de suplementos proteicos, como en el caso de atletas y deportistas de alto rendimiento.

Estos suelen presentan grandes requerimientos proteicos debido a que el gasto proteico que presentan durante sus sesiones de entrenamiento claramente es mayor a lo que el cuerpo y la alimentación pueden ofrecer. Aunque estas dosis deben ser claramente controladas a los niveles adecuados. Si es mayor a lo recomendado esto puede llegar a ser perjudicial para el organismo.

Cuando se realizan actividades físicas, pero de una forma más relajada de tan solo algunos días por semana, no resulta tan necesario consumir esta clase de suplementos. También se pueden encontrar productos farmacéuticos como los suplementos herbolarios cuya composición resulta ser mucho más natural. En su composición se pueden encontrar diversas vitaminas prescritas para condiciones menos exigentes.

Por último, están disponibles los suplementos proteicos que permiten el acompañamiento con diferentes comidas. Es de suma importancia que se cuente con la supervisión de un nutricionista profesional que indique cuándo se deben consumir y cuáles son los ideales según el caso y cuáles son las dosis necesarias.Es de suma importancia tomar en consideración que no todos los suplementos proteicos presentan el mismo índice de calidad, de allí que sus costos sean tan variados. Usualmente los suplementos proteicos que están destinados para tratamientos de pérdida de peso son más costosos, ya que a través de la combinación de diferentes orígenes proteicos, se obtiene un aminograma. Estos aminogramas llegan a contener incluso un mayor nivel de proteínas en comparación a los alimentos de origen natural, es decir, contienen todos los aminoácidos y su absorción por parte del organismo es completa.