¿Sabes cómo mejorar tu salud bucal? Sigue estos pasos

Tan básico como cepillarse todos los días, pensará la mayoría de los que leen este post. Pero no es tan sencillo. El hecho de que hablar de salud bucal se refiera a uno de los cuidados más básicos de las personas actualmente, nos deja claramente expuestos a que esa rutina de cepillarse los dientes comience a hacerse incorrectamente.

No obstante, para eliminar los riesgos de la aparición de caries, de sarro, y de infecciones en la boca y encías, lo mejor es seguir estos sencillos pero contundentes pasos. Vamos, que no cuesta nada.

3 veces al día. Y no se negocia

¿Cuántas veces te cepillas al día? Seguro responderás que tres. Pero, ¿lo haces todos los días de tu vida? De seguro te pondrás a pensar en silencio.

Y es que no significa que te cepilles 3 veces al día durante una semana, y luego vuelvas al mal hábito de cepillado sólo al levantarse. De hecho, es imprescindible cepillarse tras las 3 comidas principales del día, pero también al levantarse y antes de dormir. Por lo que en realidad son 5 las cepilladas que debes echarle a esos dientes.

Todo por tu salud. Y son menos de 10 minutos diarios que te tomará.

1 vez al año. Y si es más, mejor

El simple sonido que nos recuerda el odontólogo hace que no queramos volver nunca más a su consultorio. Pero es necesario, casi que imperioso, tener que ir por lo menos una vez al año.

Hay cuidados dentro de la salud bucal que sólo un profesional de la odontología podrá realizar. Nosotros podemos solventar la mayoría de los problemas. Pero en ocasiones, sólo la intervención profesional es lo que puede salvar nuestros dientes o encías de alguna infección o de alguna caries que se resiste a querer desaparecer.

Por eso, al menos una vez al año hay que pasar por el odontólogo. Y si es 2 o más veces, que sea por prevenir.

Hazte amigo de masticar

De masticar chicles sin azúcar. Sobre todo los que vienen endulzados con xilitol, que es un bactericida impecable y funciona al entrar en contacto con su saliva.

Por eso, si no puedes cepillarte, si no tienes enjuague bucal, lo mejor es masticar chicles sin azúcar. Finalmente, lo mejor es que estos chicles activan el método anticaries y anti bacterias más interesante de nuestro cuerpo: la propia saliva.